dama ibérica

valencia_2006
artista_manolo valdés
arquitectos_rafael rivera y mateo signes
arquitecto colaborador_javier rivera
arquitectos técnicos_josé ramón roca y david navarro

promotores_ayuntamiento de valencia, lladró y vallehermoso
constructor_renos s.l. y taller de manolo martín


El montaje está planteado con la colocación de las cabezas abrazando la malla con los tres tornillos de la pieza y la pletina que evitan cualquier giro o desplazamiento. Esto exige un trabajo desde dentro y desde fuera que se facilita con la ejecución de esas plataformas o forjados interiores y con el andamiaje exterior total o parcial.

Todo ello genera una nueva escultura, otro mundo que será el mundo interior (¿o no estamos jugando con el dentro y fuera, con el grande y pequeño?), un mundo que se proyecta para que sea eventualmente visitable y que nos descubre un volumen diferente referido a las entrañas de la pieza.

Es por eso que se propone un  túnel, a través del cual se accede a la sala de máquinas de la fuente, que nos lleva al centro de la base de la cabeza, y una escalera de caracol permite el acceso a cada plataforma de trabajo con un hueco central que dará la verdadera dimensión del volumen.

La estructura base  está complementada  con una retícula con montantes verticales y horizontales que configuran el volumen general y que soportan la malla que ha de servir de soporte de las 21.100 cabezas configuradoras de la pieza.

Por último, toda la base se configura como un plano vegetal (un tapiz verde) que absorbe los desniveles de la rotonda en forma de talud suave, un plano mineral horizontal (con un viario de servicio incorporado para labores de mantenimiento) y la fuente que emerge en el centro.

« »