vivienda unifamiliar

torrent_2009
arquitectos_rsr arquitectes
arquitecto técnico_josé ramón roca
escultura_luis rivera
promotor_particular
constructor_construcciones agarcom y taller manolo martín


La vivienda se organiza estableciendo una serie de bandas, paralelas a la línea de fachada, que coinciden con el sistema estructural y que van resolviendo el programa establecido hasta fundirse con el jardín posterior, con los volúmenes de la planta primera, con los pavimentos, con las texturas.

Así pretendemos que se lea la arquitectura, de una manera secuencial, unida a la función, con los elementos portantes y con el juego de llenos y vacíos; el patio, en planta baja, la terraza en planta primera, la doble altura, en la biblioteca.

Ese es el itinerario que proponemos, con un eje de circulación tangente al patio, a la escalera, que desemboca en el jardín trasero.
Los diferentes niveles proyectados recogen esta hipótesis. La planta baja con el acceso, el garaje y el estudio, en primera crujía. El patio, la escalera y la despensa, en segunda, y la cocina, el comedor y el estar en la tercera. La planta primera vuelve a referirse a la secuencia con las habitaciones en primer plano, patio, escalera y dormitorio principal, en el segundo, y la biblioteca y la terraza, como nuevo vacío, en la última.

La cubierta plana es accesible para mantenimiento desde una escalera de gato que parte de la terraza de la planta primera.
La gran altura exigida en planta baja (el plan general acota la cara inferior del forjado primero a 3.50 metros desde la cota de rasante), se reduce en las piezas menores (dormitorio, cocina, comedor,…) a 3.00 m. con la colocación de un falso techo, permitiendo además el paso de todas las instalaciones de las estancias superiores y se mantiene tanto en circulaciones como en el estar, consiguiendo una mayor amplitud. En planta primera, al albergar piezas de tamaño menor, se limita a los 2.65 m. libres.

Las fachadas se componen mediante huecos acristalados de diferentes tamaños (por necesidades de las piezas a las que dan servicio, la orientación a la que vuelcan o las exigencias normativas) que aparecen como perforaciones en el lienzo del muro y que se protegen y oscurecen (cuando es necesario) mediante paneles correderos de madera, que acaban por crear un juego compositivo cambiante de las mismas.

« »