8 viviendas

gata de gorgos_2006
arquitectos_rafael rivera y mateo signes
arquitecto técnico_pere j. puigcerver
estudiante de arquitectura_ana andrés
promotor_proindes building s.l.

constructor_cojusi s.l.


La solución planteada resulta de una simbiosis lógica entre las condiciones urbanísticas de la parcela, las necesidades del promotor y las propuestas formales y funcionales que pretenden dar respuesta a los intereses en juego.

La superficie de la parcela permite un programa de ocho viviendas repartidas en cuatro alturas, lo que supone dos viviendas por planta y bajo de uso comercial. Por razones obvias de la geometría del solar, son asimétricas respecto al núcleo de comunicación, pero buscando un reparto equitativo de las superficies útiles de vivienda.

Se plantean dos patios interiores, con el objetivo de lograr que todas las habitaciones se beneficien de luz y ventilación natural, ya que el solar cuenta con una única fachada orientada a noreste. El resto de los lados del solar son medianera.

El salón, la estancia principal de la casa, disfruta de la fachada a la calle. Debido a la orientación que tiene, se busca la máxima entrada de luz posible a través de ventanales y miradores. Con ellos se compone la fachada: la modulación es constante, pero las partes ciegas y transparentes del mirador se van alternando en cada planta.

Con un único núcleo de comunicación se resuelve el acceso a las viviendas. Además, se trata también de conseguir la máxima superficie de bajo comercial y de escaparate del mismo, para ello se minimiza el espacio necesario para el zaguán del edificio.

Se plantea un programa tipo para las viviendas con tres habitaciones, que debe adaptarse a las condiciones geométricas del solar. Se agrupan los núcleos húmedos en la medida de lo posible, para un mejor funcionamiento de las instalaciones tanto en el plano horizontal como en el vertical, encolumnando suministros y evacuación.

La imagen propuesta responde a la normativa vigente y trata de ordenar los huecos para conseguir un cierto movimiento en fachada jugando con una única tipología de hueco. La base del edificio se trata con un revestimiento diferente, de manera que en ella se leen de manera independiente los huecos abiertos para el bajo comercial, ya que éstos responden a una modulación diferente respecto a los huecos abiertos para las viviendas.
 
La cubierta, es pisable de uso común, con una franja rematada con teja, como exige la ordenanza, si bien esta solución nos parece ficticia y de un formalismo excesivo, poco ajustado a los tiempos actuales.

« »